Páginas vistas en total

lunes, 7 de marzo de 2016

Alicante, última ciudad refugio

MEMORIA HISTÓRICA

Alicante, última ciudad refugio

El Ayuntamiento trabaja como reclamo turístico, cultural y de memoria histórica, que Alicante fuera una ciudad de retaguardia en la que los refugios antiaéreos, 95 conocidos, funcionaron de salvavidas para miles de personas. La concejalía se afana en ver el estado de estos espacios para hacerlos visitables. Ha estado en el de la Santa Faz

Inspección del REfugio Antiaéreo de la Santa Faz
Inspección del REfugio Antiaéreo de la Santa Faz / Ayuntamiento de Alicante
Las concejalías de Memoria Histórica y Turismo del Ayuntamiento de Alicante trabajan de manera conjunta en un proyecto para "vender" la ciudad como la "última ciudad refugio". Y es que "en Alicante no se vivió una batalla como tal, explica la edil de Memoria Histórica, María José Espuch, pero sí fue una ciudad de retaguardia donde las mujeres y los niños fueron protagonistas, y donde los refugios supusieron una parte importante como salvavidas en los numerosos bombardeos que sufrió".
Este lunes, en la zona norte de la ciudad, en la Santa Faz, los bomberos y ténicos municipales han realizado trabajos de inspección del refugio antiaéreo situado junto al Monasterio, labores que se enmarcan dentro del plan de revisión de los refugios que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha puesto en marcha para conocer su estado y poner en valor estas instalaciones.
Los trabajos han permitido comprobar inicialmente que esta instalación junto al Monasterio de la Santa Faz se encuentra en un buen estado de conservación, "lo que supone que se deberá invertir poco para acondicionarlo", ha celebrado Espuch. Las dimensiones de este refugio, que tenía capacidad para más de 200 personas, son de 60 metros de largo, por 1,50 metros de ancho y 2,30 metros de altura. Es una galería única sin estancias que termina en el convento de la Santa Faz donde está la otra puerta, eso sí, tapiada.
Catalogados en la ciudad de Alicante hay unos 95 refugios antiaéreosy la intención es abrir los que puedan ser visitables.
Ahora mismo no hay ningún refugio abierto al público a pesar de la adecuación de los de Séneca y Balmis. María José Espuch, ha explicado que en el caso del refugio de Balmis hay que cambiar la puerta y "hasta que no cumpla con las condiciones de seguridad, por si alguien se queda encerrado no se abrirá". Aún no hay fecha.
Ha añadido que los Centros de Interpretación van englobados en un proyecto que se quiere dar a conocer a la ciudadanía y de ahí el trabajo minucioso en colaboración con la concejalía de Turismo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario