Páginas vistas en total

jueves, 14 de julio de 2016

ARQUEOLOGÍA “EMOCIONAL” DE LA GUERRA CIVIL EN SAX

ARQUEOLOGÍA “EMOCIONAL” DE LA GUERRA CIVIL EN SAX


Con este título queremos hacer referencia a la memoria y a las historias personales de la Guerra. Todo estudio histórico y arqueológico necesita tener una base real, y qué hay más real que los testimonios de nuestros propios vecinos que sufrieron y vivieron esa época.
Sabemos que es delicado hablar de las Guerra Civil Española, debido a su pervivencia en la memoria de muchos vecinos. No tiene por qué habernos pasado nada a nosotros, que por edad es lo más posible que no, pero es posible que nuestros padres, abuelos o bisabuelos hayan tenido que sufrir tanto la guerra, como la postguerra como el franquismo.
Dibujo de un avión nazi (José García)
Dibujo de un avión nazi (José García)
Sax no estuvo exento de este contexto bélico, por lo que aquí vamos analizar la situación dentro de las vivencias de la sociedad en la provincia de Alicante. Nos centramos, primero, en el ámbito de las personas que tuvieron que vivir y luchar en la Guerra. Estos fueron niños y jóvenes en la etapa anterior de la II República. En este momento recibirían una educación con unos valores muy especiales. En la provincia de Alicante, las directrices educativas fueron planteadas por Rodolfo Llopis, quien ordenó la construcción de 400 escuelas, de la que podemos destacar la que se proyectó en Sax, donde la corporación solicitó la construcción de un grupo escolar de 10 secciones con cinco dependencias que albergaran una cantina escolar, dispensario, cuarto para duchas, bibliotecas y habitación para el conserje. Esta obra se llevaría a cabo con la ayuda de una subvención del Estado y sería efectuada por el arquitecto alicantino Miguel López en 1936.  A pesar de todos estos esfuerzos, este edificio no llegó a inaugurarse, debido al estallido de la Guerra Civil, donde pasaría a ser hospital militar, y no se estrenaría como Colegio Cervantes hasta el curso de los años 1940-1941.
En este momento se pretendía que se enseñaran valores de convivencia civil, donde el centro era la Constitución. Los profesores debían explicarles el significado de la lucha, además de enseñarles la realidad social y política de los países que ayudaban a la República española, como México o la URSS. Los niños aprendían todo esto a través de asignaturas, tales como las que muestra el boletín de notas de José García Navarro (mi abuelo), del colegio de María Auxiliadora (los Salesianos). En Sax, por ejemplo, además de cantar todos los días los niños el himno de la II República, debían cantar la Internacional socialista, tal y como les pedían los Pioneros Rojos. Además, según la Inspección de Primera Enseñanza de Alicante, les dice a todos los colegios, en 1937, que deben celebrar la festividad del Primero de mayo.

Los niños, a pesar de todo, eran niños, y debían disfrutar y jugar, por lo que se pasaban bastante tiempo en la calle, mientras que las madres charlaban en los corrillos que se formaban en las puertas de las casas. Según nos cuentan, jugaban a las carreras, al escondite, a la pelota, quien tenía, o a la comba. Normalmente, estos se los realizaban ellos mismos o sus padres. En algunas ocasiones sí que podían permitirse algún privilegio y fabricarlos de mejor calidad, o comprarlos, como los que tenía José García Navarro, de entre los cuales él mismo destaca el aro y la estornija, o las canicas de distintos materiales, o una bicicleta. Por ejemplo, destacar  las  muñecas para las niñas, como la de Nereida Congost,  y caballos de cartón para los niños, como el de Manuel Castelló Martínez (Elda el 22 de febrero del año 1912), aunque también podía ocurrir que se prefiriera el juguete contrario como Josefa Chico que eligió un caballo en vez de una muñeca.
Aquí hemos querido plasmar parte del resultado de la investigación que se efectuó para la asignatura de Historia Actual de España de la Licenciatura de Historia en el año 2009 entre un servidor y mi buena amiga Emi. Este trabajo luego se extractó para publicarlo en la Revista del Castillo de Sax y se amplió para publicarlo en la Revista del Vinalopó, aunque no fue aceptado. En sucesivas entradas mostraremos otras partes de la investigación.

FUENTE: https://museodelavilladesax.wordpress.com/2016/07/14/arqueologia-emocional-de-la-guerra-civil-en-sax/

No hay comentarios:

Publicar un comentario