Páginas vistas en total

domingo, 6 de noviembre de 2016

Ochenta años de la matanza en una sima del Montgó

Ochenta años de la matanza en una sima del Montgó.


  • Depositan flores y una placa en memoria de 13 de las 21 víctimas procedentes de Dénia arrojadas en un «avenc» de 70 metros de profundidad en Xàbia el 2 de noviembre de 1936
  • Fue uno de los grandes asesinatos colectivos durante la Guerra Civil. El otro, del que ahora también se cumplen 77 años, se produjo al acabar el conflicto, cuando fueron fusilados 52 republicanos en el cementerio dianense
  • Entre los aniversarios de la Guerra Civil que el calendario va anunciando, hay uno cuyo impacto ha permanecido en la memoria colectiva de la Marina Alta durante generaciones: la «nit de l’avenc». Hace ahora justo 80 años, durante el 2 de noviembre de 1936, fueron arrojados en una sima del Montgó de 70 metros de profundidad ubicada en término de Xàbia los cuerpos de al menos 21 represaliados procedentes de Dénia. No han sido olvidados. Al menos, en su mayoría.
    Familiares de los asesinados en aquella terrible noche de invierno y guerra han colocado flores junto a la placa ubicada allí en la década de los noventa donde están inscritos los nombres de 13 de los asesinados. Ahora hay además otra placa mucho más nueva que constata que la sima aparece en el mapa de las fosas comunes de la Ley de la Memoria Histórica.
    Aquella matanza se inscribe dentro de los denominados «Paseos de la Pepa» realizados por sindicalistas de izquierdas descontrolados que trasladaban a sus víctimas a algún lugar de difícil acceso para ocultar los cuerpos. En este caso, habrían participado en la matanza 13 personas, algunos militantes de la CNT. De cualquier modo pudieron mezclarse las motivaciones políticas con las personales, pues había ajusticiados que no tenían filiación política.
    De hecho, siempre ha habido incógnitas sobre este terrible suceso que en la cronología del conflicto bélico resultó un poco tardío, toda vez que, tal y como señala la historiadora Teresa Ballester, las represiones incontroladas en la retaguardia republicana prácticamente habían cesado a partir de octubre de 1936, cuando los detenidos por causas políticas empezaron a ser juzgados por tribunales populares. Ahora bien, en aquellos momentos había provocado una honda consternación la brutal represión franquista en Badajoz.
En el cementerio de Dénia
La del Montgó de Xàbia es una de las múltiples huellas que quedan en la Marina Alta de la Guerra Civil. Hay más. Existe otra fosa común en el cementerio de Dénia donde en otro mes de noviembre, pero en este caso de 1939 y una vez concluido el conflicto, fueron fusilados 52 republicanos. En este caso no se trató de terror incontrolado sino de una decisión institucional asumida por la justicia del bando franquista que había ganado la guerra.
Uno de los muros del camposanto dianense aún alberga rastros de los balazos que acabaron hace pues ahora 77 años con la vida numerosos militantes de partidos democráticos y sindicatos así como con los alcaldes republicanos de  Dénia, Pedreguer y Xaló. A diferencia del suceso de la sima del Montgó de Xàbia, cuyo único recuerdo ha sido la colocación de unas flores, los fusilamientos en los cementerios de Dénia son recordados todos los años con un intenso acto público que se realiza siempre en noviembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario