Páginas vistas en total

sábado, 21 de febrero de 2015

El refugio antiaéreo de la Plaza Balmis podrá visitarse viernes y sábados El Centro de Interpretación de la Guerra Civil se abrirá el día 15 y está prevista la rehabilitación de otros espacios

El refugio antiaéreo de la Plaza Balmis podrá visitarse viernes y sábados

El Centro de Interpretación de la Guerra Civil se abrirá el día 15 y está prevista la rehabilitación de otros espacios


El alcalde de Alicante, Miguel Valor, ha inaugurado hoy el refugio antiaéreo de la Plaza del doctor Balmis, construido en 1938, y ha adelantado que para el próximo 15 de marzo está prevista la apertura del ubicado en la Plaza de Séneca y del Centro de Interpretación de la Guerra Civil.
El refugio de la Plaza Balmis podrá ser visitado los viernes y los sábados en grupos de diez personas junto con un guía durante media hora.
En declaraciones a los periodistas, Valor ha destacado que, con la apertura de este refugio, se recupera "un activo cultural e histórico" de la ciudad.
Ha calificado de "histórico" el momento, por cuanto "se pone en valor una riqueza histórica de Alicante, para que generaciones futuras nunca olviden el horror que se vivió durante la Guerra Civil en nuestro país".
El regidor ha explicado que se trata de la primera fase de un proyecto más ambicioso, que incluye la rehabilitación de otros espacios que fueron escenarios de la contienda civil. A este respecto, ha adelantado que para el próximo 15 de marzo está prevista la apertura del refugio construido con hormigón en el subsuelo de la plaza de Séneca, de mayores dimensiones, y del Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Alicante en dos naves de esa zona.
Ambas instalaciones serán también visitables en días y horas que se anunciarán para que los ciudadanos puedan acceder.
Según los datos de que dispone el ayuntamiento, en el subsuelo de la ciudad hay contabilizados oficialmente 96 refugios, con una superficie útil conjunta de más de 3.700 metros cuadrados y con una capacidad superior a las 26.000 personas.
El concejal de Imagen Urbana, Adrián Santos, que ha acompañado al alcalde en la inauguración del enclavado en la Plaza del Doctor Balmis, ha explicado que este refugio presentaba humedad en los respiraderos y en él había también escombros.
Debido a la humedad y al tipo de construcción de este enclave, no se han conservado las inscripciones que escribieron las personas que se refugiaron en él, a diferencia del situado en la Plaza Séneca.
"Otros refugios localizados y catalogados están en estado de conservación muy deficiente y requerirán mayores esfuerzos presupuestarios para hacerlos visitables", según ha dicho Santos.
Durante la fase de demolición de las aceras y la remoción y movimientos de tierra de la Plaza del Doctor Balmis fue exhumado uno de los accesos del refugio, el situado al oeste, orientado hacia la calle Canalejas, según han informado fuentes del consistorio.
El descubrimiento de los accesos al refugio motivó la presentación de un proyecto de seguimiento e intervención arqueológica.
Además, el refugio antiaéreo enclavado en el subsuelo de esa plaza está incluido en el Plan Especial de Protección Arqueológica del Ayuntamiento de Alicante, en donde se le designa como número 46.
El refugio presenta planta rectangular y se corresponde al tipo denominado celular.
La construcción se encuentra dividida o configurada en varias células, cámaras o salas. En este caso, seis de planta rectangular y con unas dimensiones muy similares: 3,78 metros de longitud, una anchura de 1,98 y una altura máxima de 2,32.
El conjunto presenta dos galerías paralelas, separadas por un grueso muro. Cada una de éstas tiene dos salas centrales con unas dimensiones de 3,82 metros de longitud y 1,98 metros de anchura.
Existen hasta veinte respiraderos realizados con tuberías, que se distribuyen en conjuntos de tres por sala dispuestos longitudinalmente en la línea de la clave de la bóveda, y uno en la zona interior de cada acceso.
El conjunto, excluyendo los accesos, presenta un total de 48,89 metros cuadrados. Si se multiplican por cuatro personas por metro cuadrado supone un total de casi 200 ocupantes.
Entre el material encontrado figuran numerosos casquillos de porcelana de forma cilíndrica con estrangulamiento en uno de sus extremos. Se encontraban sujetos a unas placas de madera de forma rectangular e insertados en las bóvedas del refugio.
La madera de los mismos, con el paso del tiempo y el alto índice de humedad existente, se fue pudriendo, ocasionando su desprendimiento.
De igual forma, destacan los protectores de hierro de las lámparas de iluminación, un tapón de plomo de "Ceregumil" y una jeringuilla de plástico.
Otro hallazgo reseñable es la existencia de dos graffitis realizados en color negro sobre el enlucido de yeso.
EN EL ENLACE HAY UN VÍDEO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario