Páginas vistas en total

domingo, 26 de octubre de 2014

Los prisioneros recuperan su homenaje La Comisión Cívica por la Memoria Histórica reinaugura el monumento en el «Campo de los Almendros» tras ser reparado

Los prisioneros recuperan su homenaje

La Comisión Cívica por la Memoria Histórica reinaugura el monumento en el «Campo de los Almendros» tras ser reparado


Los primeros prisioneros republicanos de Alicante tras la caída de la ciudad a manos de los nacionales al final de la Guerra Civil vuelven a tener su monolito de homenaje en el mismo lugar a donde se les llevó. La Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante reinauguró ayer el monumento de homenaje a estos represaliados en el punto donde estuvo el denominado «Campo de los Almendros», que entonces no era más que un bancal con varios árboles de esta especie a las afueras de la ciudad y hoy es un espacio ajardinado en el barrio de La Goteta. Allí permanecieron, hacinados, unos pocos días, hasta que fueron siendo trasladados, sobre todo al campo de concentración cercano a Albatera.
Este monumento ya había sido inaugurado el pasado 29 de junio, pero entonces, los asistentes al acto se encontraron con la desagradable sorpresa de que, la noche anterior, el monolito había sido objeto de un acto vandálico y sobre él se habían dibujado símbolos fascistas. Ahora, tras la limpieza de la piedra y la colocación de dos placas –una indicativa del lugar y otra donde se explica qué fue el «Campo de los Almendros»–, se ha procedido a su reinstalación, acompañada también de su correspondiente acto de descubrimiento. A la cita, celebrada en la mañana de ayer, acudieron miembros de entidades integradas en la Comisión Cívica, junto con el concejal de Imagen Urbana, Adrián Santos –representando al equipo de gobierno– y los portavoces municipales de EU y el PSOE, Miguel Ángel Pavón y Miguel Ull.
Por parte de la Comisión Cívica se recordó que las personas retenidas en el «Campo de los Almendros» defendían la «legalidad» republicana, pero los «sublevados» sólo aceptaron la «rendición total» y la posterior «aniquilación» del otro bando. Por ello, consideraron un acto de justicia rendir homenaje a «los hombres y mujeres que iniciaron aquí su largo camino de sufrimiento», y cuyo «único delito», reiteraron, fue «defender la República». Los encerrados allí fueron prácticamente dejados a su suerte, hasta que los llevaron a cárceles y campos de concentración.
Tras descubrirse el monolito, Adrián Santos recordó que su limpieza y reinauguración era un «compromiso» del gobierno municipal, condenando el acto vandálico del mes de junio. El edil, además, hizo hincapié en el «consenso» alcanzado para redactar el texto de la placa conmemorativa, que es, en su opinión, «el mejor homenaje» a los represaliados. También apeló a la «responsabilidad para recuperar la memoria de todos».

No hay comentarios:

Publicar un comentario